Tarimas y parquets: similitudes y diferencias

Tarimas y parquets: similitudes y diferencias

Quieres cambiar tus suelos, aunque no sabes qué te conviene más, si una tarima flotante o un parquet.

En Parquecite te contamos cuáles son sus características principales y las ventajas de cada una para que escojas la más adecuada para tu estancia.

LAS PARTICULARIDADES DEL PARQUET

La belleza que aporta un suelo parquet es indiscutible. La vivienda se ve más natural, cálida y confortable. Además, ofrece elementos estéticos único como los fajeados perimetrales, brindando elegancia y distinción a cualquier estancia.

Los parquets son tablas de una capa noble única de madera que se pegan al suelo con una cola especial para estos suelos.

El grosor de las tablas suele ser de 1cm. Algo que facilita el acuchillado al desgastarse con el tiempo. De todas maneras, sus medidas son muy variables en Parquecite.

La colocación de parquet pegado es totalmente artesanal, es decir, no viene preparado de fábrica. Un aspecto importante que se debe revisar antes de realizar la instalación, es el estado de la solera: debe estar seca y bien nivelada.

También pueden colocarse sobre otros pavimentos como terrazo o cemento, siempre asegurando que la base se encuentre firme.

Una vez que finaliza la colocación de todas las tablillas, se procede al lijado y barnizado, aplicando tres manos de barniz para conseguir un acabado más sofisticado y natural.

El parquet pegado es un suelo de gran durabilidad. Con el paso del tiempo se puede deteriorar, pero se reutiliza procediendo al lijado, posterior barnizado, recuperando su estado inicial.

CARACTERISTICAS DE LAS TARIMAS FLOTANTES

Las tarimas flotantes son suelos similares al parquet, pero sus placas son más grandes y gruesas. En la actualidad, son muy elegidas por los usuarios, ya que su apariencia también aporta calidez a la estancia.

La particularidad que presenta las tarimas flotantes es que no requieren estar ancladas a ningún soporte o material adicional. Lo único que las sujeta para evitar que se muevan es el rodapié colocado en todo el perímetro.

Las tarimas tienen un aislante y una capa de polietileno que soporta el paso del tiempo, cuya función es evitar cualquier tipo de humedad presente bajo el suelo.

A su vez, permite disminuir el ruido de impacto, colaborando para que las pisadas en la tarima sean más suaves y confortables.

Una tarima flotante bien colocada es fundamental para garantizar un buen uso y su durabilidad.

Para lograr una buena instalación, la base donde se va a colocar debe de estar bien nivelada, limpia y sin humedad. Condición que también comparte con la instalación del parquet.

tarimas-parquets-diferencias-1

LA RESTAURACION DE LAS TARIMAS FLOTANTES Y LOS PARQUETS

Tanto los parquets como las tarimas flotantes pueden quedar como el primer día. Cuando se deterioran, tienen manchas o se encuentran mal estado, se restauran o reparan. Luego se procede al lijado y barnizado, garantizando un suelo nuevo.

A diferencia del parquet, que está compuesto por una sola capa, las tarimas flotantes de madera están compuestas por varias capas de madera natural que suelen llevar 3 capas de madera pegadas entre sí, una encima de la otra.

La primera capa noble de madera natural es la que se puede lijar y barnizar. En este punto, se asemeja al procedimiento que se realiza con el parquet para su restauración.

En el caso de las tarimas flotantes, debajo de esa capa noble, se encuentran dos capas más de madera, que cumplen la función de dar consistencia a esa madera noble y mayor aislamiento.

Las capas inferiores llevan unas juntas de dilatación para evitar que encoja y se dilate. Algo que no es necesario en el caso de un parquet.

Tanto los parquets como las tarimas flotantes crean una estancia natural, confortable y más acogedora. ¿Ya sabes cuál es el más conveniente para tus suelos?