El parquet pegado es aquel que está compuesto por tablillas de madera maciza que se van encolando unas a otras para formar distintos formatos. Se trata de un pavimento exclusivo y clásico que permite configurar todo tipo de figuras y diseños al gusto del cliente, haciendo una amplitud de oferta realmente increíble y consiguiendo grandes obras de arte.

Podemos encontrar diferentes dimensiones de las tablillas variando el ancho y largo, pero el formato clásico es de largo 25 cm por 5 cm de ancho y 1 cm de alto.

También podemos encontrar diferentes patrones de colocación, destacando principalmente los siguientes, y siendo más común a la española y en espiga.

La instalación de parquet nos aporta una belleza de lo más sofisticada aportando un bienestar único, no lo dudes, déjate aconsejar en la empresa Tarimas y Parquets Parquecite te asesorará profesionalmente y hará de la vivienda un suelo de lo más cálido, natural y confortable, aportando elementos estéticos oportunos, como los fajeados perimetrales que aportan una elegancia única y distintiva en las viviendas.

Los fajeados perimetrales se suelen colocar con un tono de madera natural diferente al instalado para crear el dibujo y resaltarlo.

¿Cómo se coloca el parquet pegado?

En primer lugar, la instalación de parquet pegado es completamente artesanal y no viene preparado de fábrica, por lo que todo el trabajo deberá realizarse en el momento de colocación, aspecto que hace contar con profesionales con una gran experiencia en la materia para que el resultado sea verdaderamente sorprendente, como los que ponemos a su disposición Tarimas y Parquets Parquecite.

El aspecto más importante que debemos cotejar con carácter previo a la instalación, es el estado de la solera. Así, la solera debe estar seca y bien nivelada, no sobrepasando los niveles establecidos para el parquet.

También es posible colocarlos sobre otros pavimentos como terrazo o cemento, pero siempre la base debe estar firme.

Una vez que se tiene una base firme, se procede a extender cola especial en la base del suelo para ir colocando las tablillas en el formato elegido.

Y una vez que se ha finalizado la colocación de todas las tablillas, se procede al lijado y barnizado aplicando tres manos de barniz para conseguir un acabado de lo más sofisticado y natural, como se pueden apreciar en las siguientes fotografías:

El parquet pegado es un suelo muy vérsatil con gran durabilidad, dado que con el paso del tiempo cuando se pueda deteriorar se puede reutilizar, procediendo a lijarlo y barnizarlo de nuevo y de este modo se consigue recuperar su estado inicial.