Tarimas flotantes de madera: diferencia con las tarimas laminadas

Tarimas flotantes de madera: diferencia con las tarimas laminadas

Las tarimas flotantes de madera es una de las opciones más utilizadas en los hogares por su facilidad en la colocación y la rapidez con la que pueden empezar a utilizarse, una vez colocadas. La madera es un material que es elegido por su apariencia ya que puede transformar completamente los espacios, brindando elegancia y estilo, pero la instalación del tradicional parquet requiere la realización de una obra que no todos están dispuestos a hacer.

La utilización de las tarimas flotantes de madera permite disfrutar de las ventajas de este material pero con una instalación más simple y gastando menos dinero.

¿EN QUE CONSISTE LA INSTALACION DE LAS TARIMAS FLOTANTES DE MADERA?

Uno de los motivos por los cuales las tarimas flotantes de madera tienen una instalación muy sencilla, es que las tarimas se colocan flotando sobre el suelo preexistente y se unen entre sí por un sistema de clic, por lo que no es necesario usar encolados, adhesivos o tornillos. Esto permite que la instalación se haga rápidamente y que pueda utilizarse de inmediato, luego de su colocación.

En cuanto a los requerimientos, también son mínimos, ya que el suelo sobre donde van a colocarse las tarimas debe estar nivelado y seco. El sistema de clic que se utiliza para ensamblar las piezas entre sí es de mucha utilidad si se produce alguna rotura, ya que no es necesario levantar todo el suelo, sino que se puede reemplazar sólo esa pieza.

¿CUALES SON LAS VENTAJAS DE UTILIZAR TARIMAS FLOTANTES?

  • Se trata de una instalación más económica

A diferencia de los costos que requiere la instalación de otro tipo de suelos, las tarimas flotantes son mucho más económicas, más que nada por el tipo de instalación que requiere. Tiene una buena relación precio-calidad ya que tienen una gran durabilidad.

  • Requerimientos mínimos de mantenimiento

La instalación de este tipo de suelo también permite ahorrar en lo que respecta al mantenimiento, ya que es mínimo por el acabado que tienen. Si bien en algunos casos depende del tipo de composición de la tarima, ya sean las tarimas flotantes de madera maciza o las tarimas sintéticas, en general, no requieren de un mantenimiento exhaustivo para una mejor duración, ya que puede limpiarse con agua sin temor a deformar la madera.

¿QUE SON LAS TARIMAS LAMINADAS?

Las tarimas laminadas se caracterizan por estar formadas por varias capas de materiales diferentes, como resinas o derivados de la madera. La primera capa, la más superficial, es una imitación de madera, por lo que son muy elegidas como una alternativa más económica a las tarimas de madera real. Esta capa es muy resistente al desgaste e imita a la perfección la textura de la madera, mientras que las otras capas están formadas por fibras de alta densidad que tienen una gran resistencia a la humedad.

Si bien puede parecer que las tarimas laminadas son de baja calidad, lo cierto es que son muy resistentes y tienen un alto grado de dureza. Son muy aptas para cocinas o baños, a diferencia de las tarimas de madera que no suelen ser adecuadas para estos ambientes.

tarimas-flotantes-madera-1

¿CUALES SON LAS PRINCIPALES DIFERENCIAS ENTRE LAS TARIMAS FLOTANTES DE MADERA Y LAS TARIMAS LAMINADAS?

  • Composición de la tarima

La principal diferencia entre estos tipos de tarimas es que las tarimas laminadas imitan la madera pero están conformadas por materiales sintéticos, mientras que las otras son de madera natural y muchas veces, maciza. Esto no significa que las tarimas laminadas sean menos resistentes que las tarimas flotantes de madera, simplemente se trata de opciones diferentes que responden a diferentes necesidades.

  • Valor de los materiales

Otra diferencia importante entre ambos tipos de tarimas, es que las tarimas laminadas son mucho más económicas que las de madera, principalmente porque se trata de un material más económico. Algunos de los componentes de las tarimas laminadas son resinas de melanina, virutas de madera y celulosa.

  • Diseños

Las tarimas laminadas, a diferencia de las tarimas de madera, suelen ofrecer una variedad más amplia de diseños, más que nada porque los materiales sintéticos tienen mayor versatilidad que la madera natural. Si bien la mayoría imita los colores de madera, se puede optar por texturas diferentes o colores de todo tipo.

Por otro lado, aquellos que buscan tener un suelo con el aspecto noble de la madera, la mejor elección son las tarimas de madera, que le dan un toque elegante a cualquier espacio.

  • Resistencia a la humedad

Otra diferencia principal entre las tarimas flotantes de madera y las tarimas laminadas es su resistencia a la humedad. Las tarimas laminadas son más resistentes por lo que pueden colocarse en donde abunda la humedad, como cocinas o baños, sitios en los que no se puede utilizar la madera, por lo que una excelente alternativa son estas tarimas.