Ventajas del suelo radiante durante el invierno

Ventajas del suelo radiante durante el invierno

Con la llegada del frío, todos buscamos mayor confort y calidez para nuestro hogar.

Desde Parquecite te contamos todos los beneficios que ofrece el sistema radiante que lo convierte en la mejor opción para disfrutar tus suelos laminados con una calefacción más eficiente.

VENTAJAS DEL SUELO RADIANTE DURANTE EL INVIERNO: MOTIVOS PARA ELEGIRLO

¿Conoces los beneficios que puedes obtener si cuentas con un suelo radiante en tu hogar?

Hoy te contamos todo en detalle.

CONFORT Y ESTETICA

Escoger la calefacción por suelo radiante para la vivienda es una decisión inteligente.

En la actualidad, es uno de los sistemas de mayor demanda, gracias a todas las prestaciones que tiene para ofrecer.

Hablamos de un sistema que permite que la temperatura del aire a la altura de los pies sea ligeramente superior al del aire a la altura de la cabeza.

A su vez, el calor se expande por todo el hogar en forma pareja, sin que se acumule en determinadas zonas como sucede con los radiadores o en el techo en el caso de sistemas por aire.

El suelo radiante también lo podemos instalar en zonas específicas, de modo que regulamos la temperatura de cada espacio según la necesidad.

Y como no se generan corrientes de aire, no produce sequedad, el polvo se reduce, y la baja humedad previene la aparición de ácaros.

Todo esto evita los efectos de la convección del aire producidos por otros métodos, brindando una sensación de confort única y diferente a todo.

A nivel estético, hablamos de un mecanismo que consiste en una red de tubos instalados debajo del suelo, en los que a través de ellos circula agua caliente.

Es decir, todos sus componentes y tuberías no están a la vista. Se trata de un sistema que no altera nuestro estilo decorativo.

Además, el suelo radiante es compatible con las tarimas laminadas.

ALTO RENDIMIENTO Y AHORRO ENERGETICO

El agua caliente que circula a través de las tuberías del suelo radiante suele tener una temperatura de entre 30ºC y 45ºC.

Esta temperatura de impulsión en comparación con los sistemas tradicionales de radiadores (85°C) es mucho más baja.

Los circuitos que transportan el agua son muy finos, de entre 6 y 10 mm.

Esto significa que el caudal a mover es mínimo, como también la energía necesaria para calentarlo o enfriarlo.

A su vez, este tipo de suelo se puede combinar con sistemas de generación de calor eficientes como la aerotermia, la geotermia, calderas de condensación y energía solar térmica.

El uso del suelo radiante puede consumir hasta un 20% menos, comparado con otros equipos de calefacción convencional.

Todo esto favorece al bajo consumo y ahorro energético, ofreciendo una calefacción totalmente moderna y más eficiente.

ESPACIOS LIBRES Y MAS SEGUROS

Otro benefecio que ofrece un suelo radiante es el ahorro de espacio. Solo necesitaremos un armario para los colectores hidráulicos que se ubican en la pared.

Esto permite que podamos trasladarnos en los distintos ambientes sin posibles obstáculos en el camino como puede ser la presencia de equipos calefactores.

El suelo radiante es un sistema de calefacción ideal para hogar con niños o personas que usan sillas de ruedas, ya que evita el riesgo de sufrir quemaduras, golpes, etc.

Además, contamos con todo el espacio para nuestro mobiliario y diseño de interiores.

REVERSIBILIDAD

El suelo radiante no solo sirve para calefaccionar la vivienda, sino también se puede utilizar para enfriarla.

En la década de los 90’ surgió en el mercado el empleo de sistemas de superficies radiantes como circuitos de enfriamiento.

Esto consiste en hacer circular agua fría por las tuberías empotradas.

La posibilidad de emplear la misma red de tuberías tanto para calefaccionar como para refrigerar, convierte a esta metodología de climatización en una alternativa cada vez más interesante.

SUBVENCIONABLE

Hoy día, el suelo radiante es considerado el sistema de emisión más eficiente.

Por tal motivo, el gobierno español ofrece distintas subvenciones para promover la incorporación de esta tecnología en las viviendas.

La subvención puede ser solicitada por cualquier propietario que en su casa tenga un equipo de agua caliente o de calefacción tradicional y tenga la intención de cambiar a un sistema de energía renovable.

VENTAJAS DEL SUELO RADIANTE DURANTE EL INVIERNO: TARIMAS LAMINADAS

Si existen dos productos que pueden funcionar juntos perfectamente son la tarima laminada y el suelo radiante.

Es una alternativa muy eficiente, ya que ofrece alto confort a un bajo costo energético.

Esta combinación resulta una solución cómoda en la pisada y cuenta con una amplia gama de posibilidades en color y textura.

El revestimiento que se utiliza en el suelo laminado está protegido por una parte aislante en su interior, tanto térmico como sonoro.

De esta manera, resulta totalmente compatible con la calefacción radiante.

En Parquecite queremos que tus suelos luzcan más bonitos y confortables durante el invierno.

Si tienes un sistema de calefacción radiante, nosotros te ayudamos a elegir las tarimas.

Estamos para asesorarte.