Tarimas y suelos vinílicos

Tarimas y suelos vinílicos

Las tarimas y suelos vinílicos son un tipo de revestimiento hecho de PVC que pueden imitar perfectamente materiales como el mármol, la madera y la pizarra, entre otros. Estos a su vez se pueden encontrar en losetas rígidas, o en rollos de diferentes dimensiones que tienen una textura bastante flexible y manejable.

Además se caracterizan por ser resistentes al desgaste y 100% resistente a la humedad, aspecto que nos permite instalarlo en estancias como aseos y cocinas.

En Parquecite sabemos de lo que hablamos, y te lo ponemos fácil para que cuentes con este tipo de suelos para decorar tu casa o tu lugar de trabajo.

¿Qué debes tener en cuenta antes de instalar un suelo o tarima vinílica?

En primer lugar, necesitas asegurarte de que la superficie donde quieres colocar este suelo o tarima está completamente lisa, firme y nivelada. Pues de lo contrario el material no se va a fijar de forma adecuada y el trabajo no va a quedar bien hecho.

En segundo lugar, ten en cuenta la temperatura del lugar donde vives. Ya que por lo general, las tarimas y los suelos vinílicos no pueden ser instalados en lugares cuya temperatura sea menor a 5º grados, o mayor a 40º grados. Estas temperaturas pueden llegar a causar deformaciones y dañar completamente el suelo.

En tercer lugar, piensa en el uso que va a tener el espacio donde quieres hacer tu instalación. Si vas a utilizar el espacio como lugar de descanso y vas a colocar muebles livianos puedes optar por el suelo que viene en rollos. Pero si por el contrario vas a utilizar este espacio para colocar estantes pesados, o muebles muy grandes, lo mejor es que instales un suelo vinílico de losetas rígidas.

suelos-vinilicos-1

Por último, es muy importante que contrates a un profesional para realizar la instalación, como en Parquecite. Esta persona se encargará de analizar las condiciones de la superficie, de hacer las nivelaciones que sean necesarias, y hará un muy buen uso del material.

De igual manera, un experto te puede dar muchas recomendaciones respecto al cuidado y mantenimiento de tu suelo o tarima vinílica para que esta permanezca en perfectas condiciones. Muchas veces las personas creen que el proceso de instalación de este tipo revestimiento es muy fácil y deciden hacerlo por sí misma, pero esto puede ser un poco arriesgado. Se puede desperdiciar material y es muy probable que se cometan algunos errores.

Ventajas de las tarimas y suelos vinílicos

  • Instalación rápida

Si optas por contratar a un experto en este tipo de instalaciones, no solo vas a obtener un excelente trabajo, sino que también podrás conseguir que tu suelo quede listo en muy poco tiempo.

  • Mayor comodidad

Las tarimas y suelos de vinilo suelen ser bastante suaves al tacto y sobre todo, muy cálido así que puedes caminar sin zapatos con total comodidad.

Del mismo modo, cabe destacar que este tipo de revestimiento cuenta con un buen rendimiento acústico, lo que significa que es ruido que produce es mínimo y si alguien camina con tacones o si se cae algo al suelo no causará un ruido tan fuerte.

  • Buena durabilidad

Sin importar, el tipo de tarima o suelo vinílico que elijas, si le das un uso adecuado puede durar en perfectas condiciones por muchos años. Normalmente, los expertos recomiendan que el grosor de la tarima o suelo sea igual o mayor a 0.05 mm, ya que estos son de mayor resistencia.

suelo-vinilico-2

  • Diversidad de diseños

Si bien es cierto que los diseños más comunes en estos revestimientos son los que imitan la madera o el mármol, la realidad es que puedes encontrar una gran variedad de de diseños y colores. Así que no tendrás ningún problema para combinar tu tarima o suelo vinílico con el resto de la decoración.

  • Mantenimiento sencillo

Las tarimas vinílicas no requieren de un cuidado exhaustivo, solamente con practicar algunos cuidados como los que indicamos a continuación es suficiente para conservar el suelo como el primer día.

  1. Limpiar los suelos vinílicos con una mopa seca o húmeda tantas veces se quiera.
  2. Para una limpieza de mayor profundidad utilizar la fregona pero muy escurrida y con productos neutros (un poco de vinagre). NUNCA utilizar productos agresivos como pueden ser lejías. Este tipo de limpieza se recomienda hacerlas una vez a la semana.
  3. Colocar protectores o fieltros en el mobiliario que tiene un movimiento constante (sillas,sofás,mesas…)
  4. Colocar alfombras en las entradas de la vivienda, para evitar arrastrar residuos de la calle (arenas, cantos…)

Como se puede ver, las tareas de mantenimiento de las tarimas vinílicas son muy sencillas, y nos aseguran mantener un suelo perfecto durante muchos años.

  • Mayor seguridad e higiene

Los componentes del suelo y tarima vinílica evitan que las bacterias y hongos se propaguen y dañen el revestimiento. Aparte al ser instalado en superficies completamente niveladas y firmes se garantiza que el suelo o tarima quede muy bien adherida y proporcione mayor estabilidad.

De igual manera, este tipo de revestimiento no se mancha con facilidad y se puede limpiar bastante fácil.