Las tarimas del verano, ¿cuál es su factor clave?

Las tarimas del verano, ¿cuál es su factor clave?

El verano llega de la mano de largas jornadas al aire libre. Es momento de disfrutar de todas las zonas del exterior de nuestra vivienda.

La terraza, el jardín o la piscina se convierten en alternativas preferidas durante estos meses.

En Parquecite te contamos qué es fundamental tener en cuenta respecto a las tarimas que escojas para tus suelos.

TARIMAS PARA EL VERANO: LA CALIDAD DE LA MADERA

Si quieres aprovechar al máximo esta estación del año y tener tus balcones y terrazas a la perfección, la calidad del suelo que elijas para tus exteriores es un factor clave.

Las tarimas para exteriores se han convertido en una gran tendencia gracias a su efecto estético, la comodidad que brindan y su fácil mantenimiento.

Aunque, no todas las tarimas ofrecen todas estas bondades. Solo aquellas fabricadas con maderas de calidad te van a brindar seguridad y belleza a largo plazo.

Las tarimas deben construirse con madera duras, que responden mejor frente a la absorción, la pérdida de agua y los efectos de los rayos UV.

Para tus exteriores tienes dos tipos de tarimas flotantes:

  • Tarimas de madera maciza. Los tipos de madera más adecuados para colocar en suelos a la intemperie son el ipe, el iroko o el pino cuperizado.En cambio, si se utilizan maderas blandas, la vida útil de la tarima puede llegar a los 5 años con mucha suerte. Además, requerirá mayores cuidados.

    Este tipo de suelos se instalan sobre rastreles y se suelen colocar con grapas o se atornillan a los mismos.

    Las tarimas para exteriores requieren un tratamiento con aceites especiales y un mantenimiento periódico, cuya frecuencia dependerá del tipo de madera, de su uso y las condiciones climáticas.

  • Tarimas de madera sintéticas. Estos suelos están fabricados con madera y polímeros plásticos reciclados y respetuosos con el medio ambiente.En cuanto al formato, podemos diferenciar entre suelos macizos y alveolares. En diseño podemos encontrar tarimas ranuradas, lisas, de doble cara y también existen distintos acabados.

    Al igual que las tarimas macizas, se instalan sobre rastreles y se colocan con grapas o se atornillan a los mismos.

    Las tarimas para exteriores sintéticas ofrecen una gran resistencia al impacto, al desgaste y a la abrasión. Así también soporta la humedad, los hongos e insectos.

    En cuanto al mantenimiento, dependerá del uso, del clima y también del tipo de polímero con el que están fabricadas.

tarimas-verano-2

LA DUREZA DE LAS TARIMAS PARA EXTERIORES

Una de las principales características a evaluar antes de escoger una tarima es la calidad de su dureza.

Para ello, existe una clasificación internacional respecto a su capacidad de durabilidad.

El criterio de abrasión se expresa con las letras AC, y es el encargado de medir la resistencia al desgaste.

A mayor resistencia, mayor la numeración AC. Es decir, una tarima AC4 es más resistente que una AC2.

De esta manera, más fácil es identificar la tarima más conveniente para tus jardines, balcón o terraza.

LOS CUIDADOS DE LAS TARIMAS DE EXTERIORES EN VERANO

Para que tus tarimas se vean como el primer día, aquí tienes algunas recomendaciones para su cuidado:

Para la limpieza, lo recomendable es utilizar solo agua o algún producto limpiador diseñado especialmente para tarimas de exterior. Nunca utilices productos que no están indicados para estos suelos.

Si encuentras una mancha grande o quieres realizar una limpieza más profunda, puedes hacerlo con una fregona bien escurrida y un poco de jabón neutro.

En los días de mucho calor, es aconsejable “regar” la tarima con el fin de humedecerla y refrescarla. De esta forma, proteges el suelo de posibles rajaduras o de un mayor desgaste.

Como podemos apreciar, un factor clave que influye en el ciclo de vida de una tarima para exteriores es el material y el grosor con el que está fabricado.

Si quieres disfrutar un verano lleno de calidez y confort en tu terraza o jardín, no dudes en consultar por nuestras tarimas flotantes en Parquecite. No te arrepentirás.