Tarima laminada biselada: novedad en auge

Tarima laminada biselada: novedad en auge

Las tarimas laminadas biseladas han ido con los años evolucionando y han mejorado el realismo de sus diseños, aspecto que rompe con la continuidad de las tarimas laminadas tradicionales.

Por lo tanto, la decisión de elegir entre una tarima laminada biselada o sin bisel es más una decisión de carácter decorativo, y dependerá de otros factores como estilos de la vivienda e  iluminación para saber si escoger una tarima laminada biselada o sin bisel. No os preocupéis, a continuación os detallamos algunas características y aspectos de las tarimas laminada biseladas.

¿Qué es la tarima laminada biselada?

La tarima laminada biselada, es aquella tarima que presenta una hendidura en el borde de la pieza , y con ello se pretender generar un efecto de separación entre las piezas.

Por tanto, la tarima laminada sin bisel, es aquella que no presenta esta hendidura, es decir, las caras de la láminas están terminadas en ángulo recto coincidiendo con el resto de las lamas sin provocar ningún espacio que se pueda observar entre la unión de las tablas.

El aspecto estético de las tarimas laminada sin bisel es de mayor continuidad frente a las tarimas laminada biseladas.

Tipos de tarima laminada biselada

En las tarimas laminadas biseladas que tanto están de moda, podemos encontrar dos tipos:

  • Tarimas laminadas con bisel longitudinal: son aquellas donde las hendiduras se producen solamente en los laterales, denominándose bisel 2 lados (V2).

tarima-bisel-longitudinal

  • Tarimas laminadas con bisel perimetral: son aquellas donde las hendiduras se producen en los cuatro lados, denominándose bisel 4 lados (V4).

tarima-bisel-perimetral

La moda de esta tarima, llegó para quedarse, pues hoy en día son muchos los arquitectos y decoradores quienes las quieren en sus creaciones, ya que, dan un toque especial, ofreciendo distinción y elegancia.

También, existen las tarimas laminadas microbiseladas, son aquellas con un bisel mucho más pequeño, es como un término medio entre los diseños continuos  y los biselados.

¿Es cierto que en los biseles se acumula la suciedad?

La respuesta es un NO rotundo, se ha demostrado que el mito de la acumulación residual y la dificultad de la limpieza queda en evidencia cuando se pasa una mopa húmeda.

¿Cómo se pueden limpiar las tarimas laminadas biseladas?

Muchas son las personas que les preocupa la limpieza de estas tarimas, para tranquilidad de todos, decir que la limpieza de las tarimas laminadas biseladas es muy sencilla, de hecho, son unos de los pisos más fáciles de limpiar. Para limpiarlos, no es necesario recurrir a ceras ni a costosos tratamientos de mantenimiento, pues solo con una mopa húmeda es suficiente para la eliminar la suciedad.

En el caso de tener gran suciedad, se puede recurrir a limpiar el suelo con una fregona pero bien escurrida, y el único aspecto a tener en cuenta es no aplicar un gran exceso de agua.

¿Cómo se instala una tarima laminada biselada?

Las tarimas biseladas al igual que las tarimas sin bisel son fáciles de instalar, simplemente requieren de una superficie bien nivelada y firme.

Una vez que la base está firme se procede a poner una subbase antiestática denominada (fompex) y se va instalando encima cada tabla de tarima.

Lo más recomendable, es que la instalación de la tarima laminada biselada sea efectuada por expertos que conozcan muy bien los materiales a usar, pues pese a que su instalación es rápida, lo ideal es buscar a profesionales en el área que efectúen la instalación tal y como debe ser.

Si os surgen algunas dudas más o estáis pensando en instalar una tarima laminada biselada para dar un toque más elegante e innovador, no lo dudes, contacta con Tarimas y Parquets Parquecite, empresa especializada en este sector.