El sistema ideal de limpieza de los suelos de madera

El sistema ideal de limpieza de los suelos de madera

Conservar en buen estado los suelos de madera requiere un correcto mantenimiento.

Desde Parquecite te contamos todos los secretos de limpieza para que tus tarimas luzcan de maravilla.

LA LIMPIEZA DE TUS SUELOS DE MADERA: LA PREVENCION

Si en tu vivienda tienes suelos de madera, es importante que sigas algunas rutinas de mantenimiento para cuidar este material tan noble y natural.

Además, te ayudará a realzar sus matices, protegerlo del uso continuo y del paso del tiempo.

Hoy te acercamos algunas medidas que puedes adoptar para el mantenimiento de tus tarimas de madera:

  • La prevención. Este criterio es muy importante si queremos mantener nuestros suelos limpios.

Para ello, coloca un felpudo en la entrada de tu cada para evitar que parte de la suciedad que proviene del exterior ingrese al interior.

Procura que toda la familia adquiera el hábito de cambiar los zapatos al entrar a la casa para que el polvillo no se esparza por los ambientes.

  • Los arañazos. Los daños más frecuentes que sufren los suelos de madera son los arañazos y los rayones.

Para evitarlos, puedes colocar alfombras en las zonas más expuestas y cubrir las patas de los muebles y sillas con fieltro para que no dañen el suelo.

  • El sol. El efecto de los rayos solares sobre los suelos de madera puede producir una decoloración ligera y modificaciones en su color.

Una manera de evitar la entrada de luz solar es el uso de cortinas o estores. aTambién puedes cambiar la disposición de los muebles y las alfombras.

GUIA PASO A PASO PARA LA LIMPIEZA DE TUS SUELOS DE MADERA

Una vez que hemos incorporado algunas medidas preventivas, nuestra tarea de limpieza de los suelos de madera será más fácil.

  • Primer paso. En la limpieza cotidiana de las tarimas de madera lo primero que debemos de hacer es eliminar el polvo y la arenilla que se acumulan en él.

En este punto, el uso de un aspirador en forma frecuente nos ayudará a recoger la suciedad de modo eficiente.

El empleo de este tipo de electrodomésticos es mejor que barrer con un cepillo, ya que evita el arrastre de partículas que suelen provocar arañazos a los suelos.

Lo ideal es que uses un cepillo específico en tu aspirador para superficies de madera. Casi todos los modelos traen uno.

  • Segundo paso. Una vez que tus suelos de madera están libres de polvo y suciedad, es momento de realizar una limpieza más profunda.

Ten presente que no es recomendable el fregado diario, ya que puede terminar estropeando la madera.

El exceso de agua y de humedad resulta perjudicial para este material, por lo que no debes de limpiarlo en forma frecuente.

Es importante comprender que el mantenimiento diario de estos suelos se realiza con el aspirador.

Sin embargo, puedes fregar suavemente con agua y un producto específico para madera cada quince días como mucho.

Los productos multiusos dejan residuos en los suelos que pueden hacer que pierdan brillo.

Evita los productos que contengas siliconas o ceras.

limpiar-tarima-flotante-1

Recuerda que los suelos barnizados protegen la superficie de la madera y no permiten que la cera penetra.

Entonces, en lugar de nutrir, solo conseguiremos crear una película que atrapará el polvo y la suciedad.

Limpiar los suelos de madera con un producto jabonoso es una buena técnica. Para ello, utiliza una fregona de microfibra o de gamuza bien escurrida debido a que retienen menos agua.

COMO QUITAR LAS MANCHAS DE LOS SUELOS DE MADERA

Ya hemos realizado la limpieza completa de nuestras tarimas flotantes, aunque aún quedan manchas difíciles de eliminar.

Si la mancha es de grasa, la puedes quitar utilizando polvo de talco: cubre la mancha y esperar 24 horas.

Luego retira el polvo de talco y limpia con un paño húmedo. Otra opción es usar ceniza.

¿Tienes una mancha de rotulador en tus suelos de madera?

Puedes eliminarlo utilizando un algodón mojado en acetona. Aplícalo con cuidado, sin excederte con el uso del producto.

Si existen manchas de vino, café u otros líquidos no tienes que preocuparte. El barniz del acabado protege la madera, evitando que la superficie sea porosa.

De esta forma, estas sustancias no suelen penetrar. Para quitar estas manchas, solo necesitas un paño impregnado en agua jabonosa.

Ya cuentas con todas las claves para que tus suelos de madera luzcan como el primer día.

En Parquecite estamos para asesorarte.