Dureza de los suelos laminados: clasificación

Dureza de los suelos laminados: clasificación

Las tarimas laminadas se conocen generalmente como tarimas flotantes y se refieren a aquellos pavimentos que pueden imitar la madera u otros tipos de materiales con fines decorativos para ser colocados, sin ser clavados o pegados con ayuda de herramientas convencionales para otros tipos de suelos.

Estos suelos tienen distintos tipos de dureza, a continuación podrás conocerlas con mayor detalle de manos de Parquecite.

Clasificación de los suelos laminados

Uno de los principales detalles que debes considerar a la hora de elegir un suelo laminado es su dureza.

Dependiendo de la misma, se clasifican en distintos tipos y tienen diferentes niveles, además para poder comprender la clasificación de las tarimas, debes tomar en cuenta que estos suelos pasan por un test de abrasión en donde una máquina pone a prueba el suelo con un juego de rodillos para ejercer presión y frotarlo hasta que la capa superficial decorativa se desgaste, esto se realiza según la norma EN 13329, de esta manera se clasifican en:

  • AC1 (más de 900 vueltas)
  • AC2 (más de 1.800 vueltas)
  • AC3 (más de 2.500 vueltas)
  • AC4 (más de 4.000 vueltas)
  • AC5 (más de 6.500 vueltas)
  • AC6 (más de 8.500 vueltas)

Tipos de suelos laminados que corresponden según su dureza

Los fabricantes suelen emplear la siguiente clasificación para diseño de interiores y exteriores:

  • AC3: uso normal, vivienda.
  • AC4: uso elevado, locales comerciales.
  • AC5: uso intensivo, bares, centros comerciales.

Debes tener sumo cuidado con las durezas de los suelos laminados ya que puedes encontrarte con dos tipos que sean de la misma clasificación y que varíen de precios, por ejemplo un suelo laminado AC3 puede haber resistido 2500 vueltas y otro 3900, por lo tanto, debes deducir que el primero es de menor calidad que el segundo.

instaladores-de-tarimas-laminadas-23ABR18-2

Las propiedades características o la clase de utilización de los suelos laminados pueden encontrarse en los números que llevan, ya que estos designan dichos atributos de acuerdo al código EN 13329, donde el primer dígito hace referencia a las clases y el segundo dígito hace referencia a la calidad, así 33 es mucho mejor que 31 por ejemplo.

Ventajas que aporta cada tipo de dureza de los suelos laminados

Muchos pueden preguntarse por qué deben elegir un suelo laminado en lugar de los convencionales, aquí tienes algunas de las principales ventajas de acuerdo a su dureza:

  • Los suelos laminados tienen una amplia gama de diseños con texturas y colores que pueden ser realistas según el material que estés buscando.
  • Ofrecen alta resistencia al desgaste superficial.
  • Resisten a la humedad.
  • Pasan la prueba del tiempo ya que no decoloran con los años ni con la luz.
  • Son muy simples de mantener.
  • Respetan el medio ambiente.
  • Resistentes al fuego y al calentamiento.
  • Resistencia a impactos.

Además, su dureza aporta distintos beneficios al cliente, ya que este material presenta una de las mejores cualidades de las tarimas, su propia dureza, y una relación calidad precio inigualable.

Los suelos laminados son muy recomendados para los restaurantes y empresas donde una gran cantidad de movimiento constante se presencie, ya que este material es resistente y soporta las agresiones que un suelo convencional no puede soportar.

Según las necesidades y requerimientos que tengas, puedes obtener la mejor calidad en suelos laminados para decorar el ambiente que desees y hacerlo durar por muchos años, como si fuera nuevo aún.

instaladores-de-tarimas-laminadas-28MAR18-n-2-2

¿De qué dependen los valores de la clasificación de dureza?

La respuesta es sencilla, se debe a la densidad del tablero, pues cuanto más denso éste sea mayor dureza tendrá el suelo.

Por lo general, la recomendación es utilizar láminas hdf (high density fibreboard o láminas de fibras de alta densidad), cuya densidad es aproximadamente de 800 a 1000 kg/m³.

Si eliges uno de menor densidad estarías utilizando un suelo laminado de menor calidad, y por lo tanto no podría resistir por un largo tiempo a las agresiones del entorno en donde será utilizado.

En cualquier caso, en Parquecite podremos asesorarte sobre el tipo de tarima y la dureza más adecuada para cada situación particular.