Acuchillado y lijado del parquet: cuándo realizarlo

Acuchillado y lijado del parquet: cuándo realizarlo

Acuchillar y lijar un parquet o tarima de madera no es sólo realizarle al suelo una buena limpieza. Se trata de restaurarlo de forma profunda. Se denomina acuchillar porque el proceso incluye el lijado y barnizado de la superficie o tarima de madera, aunque todo depende de la calidad del piso y el nivel de uso que tenga.

Si el proceso de acuchillado no se realiza de forma regular, el barniz que protege la madera se irá desgastando. Este mal estado hace que la grasa y la humedad lleguen a la madera haciendo que se debilite, cambie de color o incluso se desprenda.

En Parquecite trabajamos así, consúltanos aquí todas tus dudas.

ACUCHILLAR UN PARQUET: CUANDO HACERLO

Se sugiere hacerlo cuando el suelo de madera es de buena calidad. Esta técnica es realmente un arte que hacían los maestros ebanistas para renovar los suelos de parquet que con el paso del tiempo y el uso se deterioraban.

Antiguamente acuchillar el piso de madera era quitar a mano y con cuchillas la capa de barniz, para luego lijarlo quitándole manchas y marcas. Enseguida se tintaba según el color escogido por el cliente, luego se aplicaban varias capas de barniz para lograr una superficie lisa brillante o mate. Esta técnica aún se utiliza para suelos de gran valía como en museos, palacios o casas cuya restauración del piso se asemeja a restaurar una obra de arte.

Actualmente si se requiere acuchillarlo se puede hacer con una lijadora de rodillo o de banda. Esta moderna máquina cuenta con un poderoso sistema de aspiración que absorbe la viruta y el polvo de la madera que se genera en el proceso. Tiene aspecto de una limpiadora de suelo con la cual un operario la va pasando para ir quitando la capa de pintura y luego lija la superficie.

parquet-pegado-22MAY18-1

El objetivo final es que el parquet logre un aspecto homogéneo sin marcas, manchas o arañazos. Para el caso de los desniveles y bordes que son difíciles de lijar, se usan lijadoras pequeñas de cinta o radiales. Los pequeños detalles se hacen a mano con cuchillas afiladas que luego son lijadas con taco y papel.

Qué se debe tener en cuenta para acuchillar y lijar el parquet

  • Sólo se pueden acuchillar suelos de madera. Usualmente se recomienda aplicar esta técnica sobre suelos de madera maciza de buena calidad, como de nogal, pino, roble, cedro y pino. Los suelos laminados no se acuchillan ya que son artificiales.
  • El objetivo lo determina el cliente según el tipo de reforma que quiera hacer. Si es un cambio integral lo mejor es adecuar los suelos al ambiente y decoración que se elijan. Lo ideal es acentuar la belleza y confort de los espacios en conjunto con el suelo remodelado.
  • Es más saludable para el bolsillo consultar varias cotizaciones en diferentes proveedores del servicio de acuchillado y lijado. Compararlas en cuanto a calidad, tiempo de obra y precio final, para elegir el que más beneficie.
  • Lo mejor es utilizar barnices de poliuretano impermeables y tintes solubles en agua de secado rápido que no generan olores desagradables. Como contienen polímeros de alta resistencia son ideales para resistir el desgaste y los rasguños.
  • Acuchillar el parquet es un trabajo que no requiere que los habitantes se vayan de su vivienda, ya que se puede hacer por sectores o por espacios desplazando los muebles de un sitio a otro. Actualmente el uso de maquinaria especializada no genera polvo ni residuos. También producen poco ruido ocasionando mínimas molestias.
  • Cuando el acuchillado o lijado de un parquet se hace por primera vez le da un aspecto sencillamente extraordinario. Cuando se realiza por restauración, el parquet recupera su brillo y majestuosidad tal como si estuviera nuevo.
  • Cuando el barniz o los aceites que protegen el suelo se han deteriorado por los rayos ultravioleta. Dicho fenómeno afecta directamente a la madera haciendo que cambie de color y tono.  También se debe realizar cuando la cola o pegamento pierde sus propiedades y las piezas de madera comienzan a desprenderse o moverse.
  • Cuando hay demasiadas manchas por contacto con el agua, grasa, derrames de aceite, etc.
  • Cuando se presenta abrasión por el tránsito de personas, tráfico sobre el suelo, rasguños de animalitos o los producidos al mover los muebles para hacer aseo.

Cuándo se debe acuchillar el parquet

  • Cuando el barniz o los aceites que protegen el suelo se han deteriorado por los rayos ultravioleta. Dicho fenómeno afecta directamente a la madera haciendo que cambie de color y tono. También se debe realizar cuando la cola o pegamento pierde sus propiedades y las piezas de madera comienzan a desprenderse o moverse.
  • Cuando hay demasiadas manchas por contacto con el agua, grasa, derrames de aceite, etc.
  • Cuando se presenta abrasión por el amplio tránsito de personas, tráfico sobre el suelo, rasguños de animalitos o los producidos al mover los muebles para hacer limpieza.