Tipos de tarimas de actualidad en despachos

Tipos de tarimas de actualidad en despachos

Es necesario antes de empezar a hablar de las tarimas más actuales para oficinas, comenzar por aclarar o intentar arrojar algo de luz ante el concepto de tarima. Esto porque en la actualidad se usa indistintamente para referirse a distintos tipos de pisos, haciendo difícil diferenciar los unos de los otros.

Luego de haber tenido una breve explicación del concepto se podrá entonces proceder a hablar de las tendencias y de lo que funciona de manera más acorde con nuestros despachos. Así como algunos puntos relevantes y de interés al respecto de qué tipo de cuidados debemos tener con las tarimas.

En resumen, en Parquecite cuidamos por la decoración de los suelos de los hogares de nuestros clientes, y en ese sentido, queremos que cuenten con nosotros para todo este tipo de trabajos, solo tienen que pinchar aquí para ello.

¿Qué es mejor macizo o enchapado?

Las tarimas se pueden dividir principalmente en dos grandes grupos: macizo y enchapado, la diferencia entre ambos es la cantidad de madera noble que se usa para la realización de la tarima.

jatoba-1

El macizo, usa tablas de madera de alta calidad, de espesores que pueden ser de más de 22 milímetros. Esto los hace altamente resistentes, además de ser estéticamente muy hermosos ya que se utilizan las mejores maderas para hacerlos. Otra ventaja es que soportan el paso de los años, ya que basta con acuchillarlos y barnizarlos para volver a tenerlos como nuevos. Por lo general se instalan sobre una guía de madera, usando pegamentos especiales y clavos, lo que los hace muy resistentes estructuralmente hablando.

Aunque en la actualidad ha venido desarrollándose una tendencia a hacer instalaciones flotantes, que ya que no necesitarían de la realización de obras previas en el piso antes de su instalación.

El enchapado por su parte es, según el vocabulario de carpintería y ebanistería, un encolado de chapas de madera yuxtapuestas, es decir una o más capas de madera de alta calidad, de un espesor no mayor a 5 milímetros, unida con pegamentos especiales a una madera de menor calidad. Dando el aspecto y la sensación al tacto de una buena madera a un costo mucho menor.

Tiene menos duración que la maciza, no solo porque soporta menos veces el acuchillado y barnizado, sino que también debido a su poco espesor son más propensos a sufrir daños y roturas. Su instalación es rápida, ya que se hace con sistema flotante, que permite ser construido entre 24 a 48 horas. Incluso algunos cuentan con instrucciones de montaje y pueden ser armados por el propio cliente, lo que los hace más económicos. En este grupo se suelen incluir los laminados sintéticos, que como el nombre lo indica, no son maderas sino más bien imitaciones hechas con fibras y en algunos casos con fotografías.

¿Como saber que tarima elegir para despachos?

Siempre es recomendable elegir para nuestros despachos, una tarima que se adapte a nuestras necesidades, presupuesto y tiempo. En el mercado hay diferentes tipos de tarimas, hechos con diferentes maderas como: roble, haya y pino, entre otros.

tarima-laminada-ac5-tarancon-9

Lo mejor es preguntarse en principio que tipo de oficina queremos y qué tipo de muebles van acordes con la tarima, su color y el estilo que queremos transmitir. En la actualidad se ha puesto muy de moda un estilo retro, que busca traer a nosotros la nostalgia de las épocas pasadas. Pero no debemos quedarnos ahí, en el mercado hay para todos los estilos y solo debemos elegir el que comunique mejor el mensaje que queremos dar. Es importante preguntarse si los muebles viejos se quedan o es una remodelación completa, cada detalle debe ser meticulosamente planeado para lograr el efecto deseado.

Si preferimos duración y calidad por sobretodo, elegiremos tarima maciza. Si preferimos calidad a costos más accesibles elegiremos seguramente un enchapado natural. Si por el contrario queremos que parezca de calidad pero sea más económico, y además sea más resistente y con menores requerimientos de cuidado, elegiremos enchapado sintético.

Para su cuidado debemos tener precaución al manipular objetos pesados, para evitar que caigan, golpeen el suelo y terminen por maltratarlo. Se pueden colocar tapas de fieltro u otro material bajo los muebles para evitar que estos rayen la superficie. Siempre levante los muebles para colocarlos en otra posición y evite rodarlos por el piso. Evite pisar con calzado con residuos sólidos o líquidos. Recuerde limpiar con poca agua y secar de inmediato. En tarimas naturales es aconsejable acuchillar cada 10 años.